Bienvenido al Blog de Mercer Hoteles, aquí encontrará todas las noticias, novedades y promociones de nuestros hoteles 5 estrellas y gran lujo en España, así como cosas interesantes que nos encantan.

Volver al blog

Categorías

Entradas con el tag:'Arquitectura'

Gaudí y Barcelona

Gaudí y Barcelona

“No hay razón para no probar algo nuevo solo porque nadie lo haya intentado antes.” Antoni Gaudí


BARCELONA MODERNISTA

Tras la revolución industrial y sus avances tecnológicos, Barcelona experimenta un importante desarrollo económico y urbanístico. A finales del XIX, es una ciudad renovada y adinerada, donde un grupo de  jóvenes arquitectos encuentran el marco idóneo para desarrollar nuevas formas de expresión rompedoras, personales y creativas: Un legado de más de 100 construcciones modernistas, entre las que destacan las de Antoni Gaudí (Reus 1852 – Barcelona 1926), arquitecto innovador y estandarte del Modernismo catalán. 


ANTONI GAUDÍ, VIDA Y OBRA

Nacido en el seno de una familia de artesanos (caldereros), su infancia transcurre en Riudoms (una pequeña población de la provincia de Tarragona) hasta que se traslada a Barcelona a estudiar arquitectura. Colabora con varios arquitectos de la época, para financiarse los estudios y pronto desarrolla sus primeros proyectos en solitario, como las farolas de la Plaza Real.

“No sé si hemos dado el título a un loco o a un genio, el tiempo lo dirá.” Elies Rogent, Director de la Escuela de Arquitectura de Barcelona (1878)


CASA VICENS 

La familia Vicens -propietaria de una fábrica de cerámica- encarga la reforma de su segunda residencia en el Barrio de Gracia a un Gaudí recién licenciado. Es el primer edificio del arquitecto en Barcelona (1878), quien ya deja ver su libertad creativa y su personal aportación a la renovación estética. De estilo orientalista, la Casa Vicens es considerada un anticipo del Modernismo catalán y está abierta al público desde 2017. 


PALAU GÜELL

En 1886 Gaudí recibe el primer gran encargo de su carrera. El Conde Güell -empresario, miembro de una influyente familia barcelonesa, convertido en admirador, amigo y mecenas de Gaudí- le encomienda la construcción de su nueva vivienda familiar cerca de La Rambla. Gaudí proyecta un palacio novedoso en todos los sentidos (espacio, luz, volumen, ornamentación y simbolismo que desarrollará en sus siguientes obras). 


PARK GÜELL

De nuevo Güell confía en Gaudí para proyectar una urbanización en unos terrenos a las afueras de Barcelona (1900). Debía contar con unas 60 viviendas en un inmenso jardín con vistas panorámicas. El proyecto fracasa debido a su ubicación lejos del Eixample (distrito de moda entre la burguesía). Pese a ello, el Park Güell adquiere una rápida popularidad entre visitantes y barceloneses para la celebración de actos sociales y eventos. Tras el fallecimiento del Conde Güell (1918) sus herederos lo venden al Ayuntamiento que lo convierte en parque público. El Park Güell refleja la etapa naturalista de Gaudí: Arquitectura y naturaleza se integran en más de 17 hectáreas, con formas onduladas, coloridas y simbólicas.

“Todo sale del gran libro de la naturaleza”. Antoni Gaudí

A principios del XX, Gaudí goza de reconocimiento entre la burguesía barcelonesa. Sus sucesivos encargos son inmuebles de pisos para familias Calvet, Batlló o Milà.


CASA BATLLÓ

El empresario textil Josep Batlló adquiere un sobrio edificio en el Passeig de Gràcia y encarga su reforma (1904) al arquitecto del momento. Gaudí crea una casa familiar de 8 plantas, alegre y colorista, de formas onduladas y tonos azules, y con una espectacular fachada y balcones. Impresionado por el trabajo de Gaudí, Batlló lo recomienda a un amigo, para el que Gaudí acabaría construyendo la Casa Milà (1906). 


CASA MILÀ “LA PEDRERA”

Pertenecientes a familias acomodadas, los Milà deseaban plasmar su posición mediante la construcción de un edificio de viviendas, innovador, lujoso y de grandes dimensiones, en el solar adquirido en la calle de moda (Passeig de Gràcia). De nuevo, un Gaudí se inspira en la naturaleza para diseñar hasta el mínimo detalle este singular edificio imposible de resumir. Problemas administrativos con el Ayuntamiento y divergencias con los Milà retrasan la obra, lo que no impide al arquitecto plasmar su madurez artística.


SAGRADA FAMILIA

Pese a todo, la obra más compleja de su carrera y en la que invierte 43 años de trabajo (en especial al final de su carrera) es la Sagrada Familia. En 1883 Gaudí es nombrado arquitecto del templo expiatorio de la Sagrada Familia. Gaudí asume y replantea el proyecto iniciado por otro arquitecto, convirtiéndolo en una obra mucho más ambiciosa. El arquitecto de profundas creencias religiosas pretende crear el templo perfecto. 

“Vendrá gente de todo el mundo para ver lo que estamos haciendo.” Antoni Gaudí

La Sagrada Familia es revolucionaria en muchos sentidos, como su estructura, su altura,  los recursos constructivos empleados y su simbolismo. Representa la plenitud artística del arquitecto, la culminación de su estilo naturalista y la síntesis de todas sus obras anteriores.

El templo expiatorio de la Sagrada Familia es un símbolo de identidad de Barcelona y el máximo exponente de la arquitectura modernista, reconocido mundialmente. Basada en los planos originales de Gaudí, su finalización está prevista para el 2026 coincidiendo con el centenario de la muerte del arquitecto.  

En 1926, Gaudí muere atropellado por un tranvía en Barcelona. Inicialmente los transeúntes lo confunden con un vagabundo (a los 73 años de edad, el arquitecto lleva una vida austera entregado a la religión y a su trabajo), pese a que días más tarde la ciudad le rinde homenaje en un entierro multitudinario. Su cripta se encuentra en la Sagrada Familia, el templo al que dedicó su vida. 

Pionero de las vanguardias artísticas del XX, este genio es una de las figuras más estudiadas y admiradas de la arquitectura de todos los tiempos. Siete de las obras de Gaudí han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En pleno siglo XXI, Barcelona no puede entenderse sin el legado de su arquitecto más universal. 

Casas-Palacio de Sevilla

Sevilla cuenta con varias decenas de casas-palacio señoriales, residencias de grandes linajes pasados y presentes.

Con el descubrimiento de América (1492), el puerto de Sevilla se convierte en un enclave estratégico para el comercio con las Indias. Esto representa un importante desarrollo económico así como una transformación cultural y artística, conocida como el Siglo de Oro sevillano. Algunas de las familias más prósperas -enriquecidas mediante el comercio con el Nuevo Mundo- encargan las construcción de bellas casas señoriales en las que fijan sus nuevas residencias (siglos XV-XVI). Actualmente existen unas 25 casas-palacio en Sevilla, algunas de las cuales siguen siendo residencias privadas. 


1. CASA DE DUEÑAS

Fundada por la familia Pineda en el siglo XV y propiedad del Ducado de Alba desde el siglo XVII, la casa ocupa del espacio del desaparecido monasterio de Santa María de las Dueñas. En el XIX, el Palacio de Dueñas es convertido en casa de vecinos, una de cuyas dependencias es alquilada a los padres del poeta español Antonio Machado. El que fuera uno de los referentes de la Generación Poética del 98, nació y pasó su infancia entre las paredes del palacio. Años más tardes, Las Dueñas es testigo de invitados ilustres de los Duques de Alba como Jacqueline Kennedy, Grace Kelly o Rainiero de Mónaco. El conjunto de edificios y patios abarca diferentes estilos arquitectónicos y destaca por su valor histórico y su colección de pinturas, tapices, esculturas, fotografías o muebles.


2. CASA PILATOS o PALACIO DE LOS DUQUES DE MEDINACELI

Construido en el siglo XV, es propiedad del Ducado de Medinaceli. Tan importante es su historia como su valor patrimonial. Patios, jardines, galerías, fuentes, columnas, yeserías, azulejos, pabellones, salas, mobiliario, junto con una gran colección de arte clásico y una serie de pinturas de tauromaquia de Goya, constituyen la más grande de todas las casas-palacio sevillanas. Declarado Bien de Interés Cultural y Patrimonio Histórico de España, ha sido escenario de producciones como “Lawrence de Arabia” (1942).


3. PALACIO DE LA CONDESA DE LEBRIJA

Construida en el siglo XVI, pasa por diferentes propietarios hasta que en 1901 es adquirida y restaurada por la Condesa de Lebrija (dama ilustre y enamorada de la arqueología). Considerado “el Palacio mejor pavimentado de Europa”, destacan su colección de mosaicos romanos (especialmente los que cubren el suelo del patio central), su colección de arte y antigüedades, así como una biblioteca con 4.000 volúmenes. Este palacio renacentista es Bien de Interés Cultural y Patrimonio histórico de España.


4. PALACIO DE LOS MARQUESES DE ALGABA

La residencia palaciega renacentista construida en el siglo XV por los Marqueses de La Algaba es uno de los mejores exponentes del arte mudéjar civil en Sevilla. A lo largo de su historia, el edificio pasa por diversos propietarios y es destinado a diferentes usos (teatro, casa de vecinos y cine de verano), hasta que es adquirido y rehabilitado por el Ayuntamiento de Sevilla, para albergar el Centro de Arte Mudéjar de la capital.  


Mercer Sevilla
5. CASA PALACIO CASTELAR

Otro de estos tesoros arquitectónicos sevillanos es la Casa Palacio Castelar, ubicada en pleno centro histórico y en la que se encuentra el Mercer Sevilla. Se trata de un palacete burgués que data de 1880, cuidadosamente restaurado por los arquitectos sevillanos Cruz y Ortiz. El Mercer Sevilla conserva la estructura original en torno al patio central, la escalinata de mármol o los techos altos en las habitaciones situadas en la planta “noble” de la antigua casa-palacio.

Mercer Sevilla

Este sitio web usa cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recoger información sobre su navegación. Si pulsa "aceptar" o continua navegando consideraremos que admite el uso e instalación en su equipo o dispositivo. Encontrará más información en nuestra Política de cookies.